Montes Azules

El 4 marzo, 2011, en Áreas Protegidas, Chiapas, Reserva de la Biósfera, Selvas, por redaccion
Excepcional belleza que por sus finas ramificaciones es refugio del 60% de las especies terrestres del país. Así, estos escenarios congregan una importante flora y fauna, extendiéndose en diferentes estados del país.

fsu_chi_mazu_av-032 Montes Azules, Chiapas




1. Estados: Chiapas

2. Municipios:

  • Ocosingo, Las Margaritas y Maravilla Tejenapa

    3. Ecosistema: Selvas

    4. Categoría: Reserva de la Biósfera

    5. Áerea o superficie o extensión: 331,200 ha.

    6. Fecha de decreto: 12 de enero de 1978

    7. Designaciones Internacionales: MaB – Hombre y Biosfera

    8. Fauna y flora prioritaria (especies en peligro de extinción): Es el último refugio de muchas especies de flora y fauna, forma parte de la región conocida como Selva Lacandona, considerada como la más diversa biológicamente en México, un acervo genético del país; tan sólo en una hectárea de selva se pueden encontrar 160 especies de plantas, entre mil 500 y 2 mil árboles y en uno solo de éstos pueden convivir 70 especies diferentes de orquídeas y cientos de escarabajos, hormigas y otros insectos.

    Se distingue por su selva alta perennifolia y mediana subcaducifolia, bosque de pino-encino, bosque ripario de galeria, jimbales y sabana. Es muy probable que en el área existan varias especies aún no conocidas, como el caso de la flor schismática, que sólo existe dentro de una hectárea a orillas de una laguna de la Sierra de La Cojolita.

    La característica más espectacular de la Reserva es que en sólo el 0.16% del territorio del país se puede encontrar representado el 24.8% de los mamíferos, el 33% de las aves, el 40% de las mariposas diurnas y el 20% de las plantas de México.

    9. Servicios ambientales: Contiene importantes extensiones de selva que mantiene verdes sus hojas y plantas durante todo el año, así como bosques de diversos tipos y muchos ecosistemas más; los bosques más altos de México con árboles que alcanzan hasta 90 metros de altura y el mayor complejo de caobas.

    Los ríos que cruzan a través de ella, todos tributarios del Usumacinta, la hacen pertenecer a la región hidrológica más extensa del país, comprende los ríos Lacantún, Jataté y Lacanjá y las Lagunas Miramar, Ocotal, El Suspiro, Yanqui, Ojos Azules y Lacanjá.

    10. Vulnerabilidades y amenazas: Efectos de huracanes, sismos y actividad volcánica, invasión de tierras, tráfico ilegal de especies silvestres, plagas y extensión de la frontera agrícola.

    Los principales problemas a los que se enfrenta la Reserva son la indefinición en la tenencia de la tierra y la debilidad en la aplicación del marco legal ambiental; los asentamientos irregulares en los márgenes de lagunas y ríos; los incendios forestales derivados por actividades agropecuarias y el efecto de los fenómenos naturales; el alto crecimiento demográfico, por arriba del promedio nacional, con condiciones de pobreza, desempleo y falta de crecimiento económico; la deforestación y el acelerado proceso de cambio de uso del suelo, convirtiéndolo de zona selvática a parcelas agrícolas y ganaderas; la cacería furtiva y tala selectiva de especies maderables preciosas, así como el saqueo de la flora y fauna silvestres; la pérdida de la práctica agrícola tradicional y el uso inadecuado de agroquímicos y la falta de capacidades técnicas para la asesoría y capacitación en la implementación de prácticas de aprovechamiento integral forestal.

    11. Turismo de Naturaleza: Si eres amante de la naturaleza visita Montes Azules; allí conocerás la ciudad de Yaxchilán con sus edificios y pirámides; admirarás el Templo de los Cuatro Dinteles Esculpidos, el Templo Rojo, el Palacio de las Siete Cámaras, el Laberinto y la Casa de Hachakyum; estarás en contacto con las comunidades lacandonas y te llenarás de la riqueza de sus atractivos naturales, de sus ríos y lagunas y extraordinarios paisajes con una variedad impresionante de flora y fauna.

    Otra opción es la visita al Río Lancajá donde podrás contemplar la flora y fauna, así como las cascadas, vivirás el ascenso con cuerda a ceiba gigante con plataforma para observar la fauna, Ecomuseo con fotografías de Frans y Gertrudis Bloom y nadar en el río.

    En la Cueva Las Golondrinas puedes hacer recorridos y paseos para contemplar el paisaje, hay una cascada, un mirador y un sendero interpretativo.

    También podrás disfrutar de la impresionante Laguna. Además de los microecosistemas existentes, tendrás la oportunidad de visitar cuevas, pinturas rupestres y vestigios de la cultura maya, entre otros atractivos. Es un lugar privilegiado para la observación de fauna y flora.

    Para finalizar tu aventura Las Guacamayas es un extraordinario sitio para ver el paisaje y hacer recorridos en lancha por el río Lacantum Tzendales, te recomendamos el sendera para la observación de la flora y fauna, destacando la guacamaya escarlata.

    12. ¿Dónde Comer? Una vez instalado en la selva, las comunidades ofrecen servicio de alimentos típicos de la región hecho por las cooperativas locales.

    13. ¿Dónde Hospedarse? En muchos casos podrás visitar los campamentos y hospedarte en las cabañas que se han instalado en las propias comunidades y prestando sus servicios las sociedades cooperativas locales; sin embargo en cada caso, deberás consultar si cuentan con la renta del equipo, así como si ofrecen alimentos o habrás de llevarlos pues recuerda que estarás inmerso en la selva, lejos del bullicio de una ciudad con todos los servicios.

    Importante es considerar el uso del vehículo o un autobús local, se trata de caminos vecinales en no muy buen estado, los trayectos pueden ser largos y no muy cómodos; si te decides por usar tu automóvil deberás tomar las previsiones necesarias para cargar gasolina en las localidades más grandes que cuenten con el servicio.

    Otra recomendación es no olvidar tu repelente, protector solar y de preferencia vestir ropa holgada con manga larga y pantalones para protegerte de la picadura de los mosquitos.

    14. ¿Cómo llegar? El acceso es posible a través de caminos de terracería, por aire o fluvial. El trayecto es posible por la carretera fronteriza sur 363 que inicia en el entronque de Palenque - Chancalá a San Javier, y después con rumbo a Bonampak, en el límite norte de la reserva.

    Por aire desde varios puntos, ya que en Palenque existe una pista de aterrizaje para avionetas. En el interior de la reserva sólo es posible transitar por brechas que intercomunican a los diversos poblados interiores, principalmente Nueva Galilea, Benito Juárez y Lindavista, entre otros, a los cuales se puede llegar desde San Quintín.

    Después de recorrer los Montes Azules, puede dirigirse a Yaxchilán partiendo de Palenque por la carretera 307 hacia Frontera Corozal y ahí embarcarse por el río Usumacinta hacia Yaxchilán, en un trayecto de alrededor de una hora por este río, que está considerado como el más caudaloso de México, también puede llegar por vía aérea desde Palenque, Las Margaritas u Ocosingo.


  • 1 Comentario » “Montes Azules”

    1. Samuel dice:

      Hola! Me parece estupenda esta página, sólo que ando en busca del estatus legal del organismo quararibea funebris, estoy en una investigación biológica que me requiere este requisito, y no lo encuentro por ningúna parte sería muy agradable que me apoyarán :)
      Gracias! :)

    Deja tu comentario