En riesgo áreas protegidas de Tamaulipas

El 31 mayo, 2011, en Noticias, por redaccion

En la entidad existen ocho áreas naturales protegidas.

La falta de regulación en el crecimiento urbano, la instalación de hoteles, uso de vehículos como cuatrimotos, la visita de turistas, entre otros, son factores que ponen en riesgo a las áreas naturales protegidas de Tamaulipas, advirtió el subsecretario del Medio Ambiente, Heberto Cavazos Lliteras.

Explicó que en el estado se cuenta con ocho áreas naturales protegidas que cubren una superficie de 790 mil 384 hectáreas, entre las que destacan la reserva de la Biósfera el Cielo, Altas Cumbres, el Bernal de Horcasitas, Parras de la Fuente, la Laguna Madre, Laguna la Escondida, Laguna la Vega Escondida y Rancho Nuevo.

Dijo que el principal problema que enfrentan estos lugares es la explotación turística donde urge tomar medidas para preservar las condiciones ambientales en estas áreas.

“Existe el ejemplo de El Cielo, donde el aprovechamiento turístico de esta área que ahora se ha convertido en patrimonio de la humanidad, se han instalado hoteles y ofrece una serie de servicios que necesitan adecuarse para evitar dañar el medio ambiente”.

Ante ello hemos estado visitando las comunidades para tratar de instrumentar  programas que den soporte al desarrollo sustentable de estas zonas, protegiendo obviamente los recursos naturales, destacó.

“En Victoria tenemos un área que es amenazada por el crecimiento urbano, como sucede con el área de Altas Cumbres, de la cual Victoria se nutre de agua y que también debe ser protegida”, indicó.

Señaló que en los últimos años en esta zona fueron clausuradas dos empresas mineras, las cuales provocaban daño al medio ambiente al contaminar los arroyos naturales con diversos minerales.

Agregó que en el área conocida como Parras de la Fuente, en el municipio de Abasolo, es otra de las áreas que deben ser protegidas de cualquier acción que busque afectar su entorno.

“Esta es una área prácticamente destinada a la reproducción de la paloma ala blanca, es el principal centro de anidación de esta ave y por años, se ha mantenido a salvo de cualquier acción que atente en contra de su entorno y creemos que debemos seguir trabajando para que lo siga haciendo”.

Cavazos Lliteras, señaló que la baja que registró el año pasado la cacería cinegética, permitió recuperar las poblaciones de paloma de ala blanca en esta región.

“En el 2010 se contabilizaron 4 millones de aves anidando, mientras que para este 2011 se estima que existen ya 8 millones, lo que habla de una importante recuperación de la especie”.

Destacó que en este sitio la dependencia que  encabeza en coordinación con el Consejo estatal de Vida Silvestre, se ha realizado su labor para conservar esta especie.

Agregó que una de las áreas naturales protegidas que fueron rescatadas por el Gobierno del Estado, es la Laguna la Escondida en el municipio de Reynosa, la cual estaba invadida por asentamientos irregulares y de agentes contaminantes, lo que disminuyó su atractivo para los visitantes.

“Afortunadamente, el proyecto vigente de restauración de este cuerpo lacustre representa la mejor forma de recuperar su potencial de aprovechamiento turístico, el cual es considerado ya como un parque natural”.

Dijo que la Escondida se proyecta como un lugar adecuado para el esparcimiento y para el ecoturismo, debido a la riqueza de aves acuáticas que habitan de manera temporal o permanente en dicha laguna, además de la infraestructura que se planea desarrollar en corto tiempo.

Comentó que el resto de las áreas naturales protegidas como lo es la Laguna Madre, el Cerro del Bernal, Rancho Nuevo y la Laguna la Vega Escondida, tienen una menor presencia de turistas lo que permite mantener sus zonas fuera de peligro, pero aun así requieren reglamentarse para evitar que sufran un daño futuro.

El turismo, enemigo de áreas protegidas

Para los doctores Arturo Mora y José Guadalupe Martínez, del Instituto de Ecología Aplicada de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, es un hecho que el turismo es la principal amenaza para las áreas naturales protegidas, si no se toma en cuenta el concepto de desarrollo sustentable.

Los investigadores afirman que un desarrollo turístico acelerado y desordenado puede causar estragos a los recursos naturales de las áreas naturales.

Advierten que una de las razones por las que estas zonas se decretaron como zonas protegidas es su riqueza biofísica, pero también se tomaron en cuenta aspectos como su fragilidad.

“Actividades como el uso de cuatrimotos, la generación de basura, el saqueo de flora y fauna silvestre, pone en serio peligro el equilibrio ecológico de dichas reservas”.

Destacan que por esta razón es imprescindible que los responsables de las áreas protegidas regulen el tipo y la cantidad de turistas que las visitan, principalmente regular el número de personas que pueden visitar algún sitio, enseñar a la gente qué hacer para no destruir por completo los sitios turísticos, entre otras acciones.

Fuente: Conexión Total.mx


Relacionados:


3 Responses “En riesgo áreas protegidas de Tamaulipas”

  1. Miguel Angel Resendiz dice:

    Yo viví en Parras de la Fuente hace dos años en un lugar muy bonito por su naturalesa, pero hace falta que promuevan los yacimientos de agua ya que hay un yacimiento muy grande y bonito de agua entre parras de la fuente y delicias he buscado videos o fotografias del lugar y no encuentro nada espero les guste mi comentario.

  2. hanni dice:

    son muy hermosas esas áreas.

  3. hanni dice:

    el cielon es una de las reservas de Tamaulipas, en sotolamarina es muy Hermoso del lugar tiene criaturas endémicas
    de hay bey besitos

Deja tu comentario